¿MUCHAS EXTRAESCOLARES O MAS TIEMPO EN FAMILIA?

UN CASO FICTICIO BASADO EN HECHOS REALES: TODO PARECIDO CON LA REALIDAD ES… PORQUE ASÍ ES. 

Las extraescolares se han convertido en algo cotidiano para los padres, y en una prolongación de la jornada escolar para nuestros hijos. La variedad de clases, las previsiones de lo que nuestros peques necesitarán dominar en el futuro para triunfar como profesionales, el desarrollo de sus habilidades… es algo que nos preocupa. ¿pero… puede que nos estemos perdiendo tiempo en familia de calidad querer llegar a todo? Os planteo un caso ficticiamente real por si os apetece un cambio.

María y Marcos tienen tres hijos, Mateo de 10 años, Miguel de 8 y la pequeña Martina de 6. Normalmente es María quien les recoge del colegio. De camino a dejar a Mateo en fútbol les da la merienda en el coche. Llegan al club, Mateo se baja corriendo y ella arranca, lleva prisa porque tiene que dejar a Miguel en Judo y no pueden llegar tarde. Entre pitidos y tráfico consiguen llegar. Miguel se baja corriendo y se mete en clase y las chicas salen corriendo a ballet. Cuando llegan a la clase, cambia corriendo a Martina y sale escopetada a recoger a Mateo. Teniendo en cuenta el tráfico, llega justa. Mateo se mete en el coche y salen disparados a por su hermano y luego a por la niña.

Llegan a casa, agotados y nerviosos. Y los mayores se tienen que poner a hacer los deberes, pero ¡no quieren! Quieren descansar un rato. María tiene que sacar los galones de madre y los niños se ponen a ello, pero tonteando.Mientras hacen los deberes, ducha a Martina. La peque tiene ganas de hablar pero no hay tiempo porque luego tienen que ducharse los mayores, y María tiene que empezar a preparar la cena. María está agotada, lleva despierta desde las 6 y no ha conseguido parar un solo minuto. Según iba avanzando el día el cansancio iba tornándose en mal humor, los problemas en el trabajo, la organización de todas las actividades de la tarde, conseguir ir al super… está saturada. Cuando los niños acaban los deberes (casi no tiene tiempo de supervisarlos), los mete en la ducha.

Marcos llega a casa en ese momento (está muy cansado, no ha parado desde las 6 y el atasco de vuelta ha sido… ) y casi ni tienen tiempo de saludarse. María le pide que vigile a los chicos porque se están peleando en el baño. Y Mateo que llegaba con ganas de descansar, se mosquea pero va a poner orden.

Cenan rápido (luego toca recoger la cocina, montar las mochilas para mañana, llevarles a la cama, y conseguir que se duerman). Al final son las 11 y es cuando la pareja se puede sentar en el sofá… para dormir. Se les cierran los ojos. Mañana toca otro día igual pero con kumon, piano, y softball.

El sábado hay que levantarse a las 8 para poder limpiar, comprar, llevar a los partidos y poder buscar una actividad enriquecedora para los niños que harán el domingo.

LAS CONSECUENCIAS INESPERADAS

Como podéis ver Marcos y María son padres preocupados por sus hijos. Intentan formales en todo lo que pueden, leen todos los libros que caen en sus manos sobre fomentar en sus hijos la creatividad, el liderazgo, la autoestima… Lo único que desean es que sean niños felices, integrados y saludables… pero necesitan un chófer y una secretaria para poder llegar a todo.

Al final se están imponiendo unas jornadas laborales interminables para ellos y para sus hijos. Sus días empiezan a las 6 y el de los niños a las 7. Sus días terminan a las 11 y el de sus hijos a las 10. Así 7 días a la semana, todas las semanas del año.

¿Qué es lo que no habéis visto en esta familia? El tiempo. No ha dado tiempo para hablar, reírse, repasar los deberes, darse mimos, leer cuentos, hacer preguntas, observarles, comunicarse entre ellos…

¿Y los chicos? Han ido al cole (el mejor que sus padres han encontrado para ellos), y tienen que estar en la mejor clase y en el mejor grupo de la clase. Han salido corriendo para seguir haciendo deporte (donde tienen que conseguir que les convoquen para el partido del sábado, porque si no han fracasado, o que la elijan para la función con un papel chulo) o estudiando (kumon, idiomas, música). Al llegar a casa, dejar mochilas y corriendo a estudiar porque estar en el mejor cole, la mejor clase y el mejor grupo de esa clase también requieren su esfuerzo. Después la ducha, la cena y la cama. ¿Cuándo han descansado? ¿Cuándo han hablado? ¿Qué sabemos de su día? ¿El enfado es por cansancio o es que les pasa algo? ¿Por qué tanta responsabilidad siendo tan peques? Ufff… me agota hasta escribirlo.

LA ALTERNATIVA CON BENEFICIOS: Una extraescolar diferente llamada tiempo en familia

En ningún caso quiero decir que nuestros hijos no deban desarrollar sus habilidades, ni que no debamos esforzarnos para que lleguen más alto que nosotros y triunfen en la vida, tampoco que no les demos todo lo que podamos. Solo digo que pasar un tiempo de calidad con los niños todos los días:

  • Les forma como personas.
  • Nos enseña quiénes son y en quién se están convirtiendo.
  • Establece lazos familiares consistentes.
  • Enseña empatía y escucha activa.
  • Reflexión.
  • Nos muestra sus emociones y gracias a ello, podemos ayudarles a manejarlas.
  • Favorece el aprendizaje en los niños.

El disfrutar de los padres (y para los padres disfrutar de sus hijos) también ayuda a crear pequeños triunfadores , porque es bueno:

  • Saber relajarse, aprender y enseñarles a controlar la ansiedad.
  • Saber escuchar y hablar de sentimientos
  • Tener tiempo para reflexionar y aprender de nuestros errores.
  • Descansar y dormir (algo tan importante como comer sano).
  • Disfrutar de estar aburrido y aprender a entretenerse.
  • Dedicar el tiempo que se necesite para aprender algo nuevo, sin prisas…

Disfrutar de nuestros hijos y de nuestras parejas cada día, es un lujo que sí está a nuestro alcance.

Crecen muy rápido, las etapas pasan volando, ellos cambian casi cada día… y nos lo perdemos, porque los viajes en coche, de un sitio a otro, no dan para disfrutarlos. Tener extraescolares es fantástico… pero no de lunes a sábado. Es importante también formarse en otras cosas que solo encontramos en casa con un tiempo en familia de calidad.

¿Estáis de acuerdo? ¿Qué opináis?

Ana Saro Moncloa

Dibu 1: www.recreoviral.com/wp-content/uploads/2015/09/JK-Rowling-revela-el-futuro-de-los-personajes-de-Harry-Potter.jpg

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada