CUANDO LA VIDA TE DA SUSTOS ¡USA LA RESILENCIA!

Web Lovities

Ya os imagináis que soy fan de Star Wars (de la trilogía clásica, of course, a la otra trilogía prefiero ignorarla), y creo que lo que sintió Luke Skywalker cuando escucha esa frase, resume especialmente bien el susto que nos llevamos cualquiera de nosotros cuando nos pasa algo que no nos esperamos.

Pobre Luke, luchando por la República como un campeón, enterándose de que tiene una gemela (que hasta dos escenas antes le molaba, y no como hermana. Ahí lo dejo), que se supone que está predestinado a tener un gran papel en el conflicto con el Imperio, intentando salir airoso de las jugarretas de Darth Vader, aprendiendo a toda prisa a ser el mejor Jedi… Imaginad todo lo que está gestionando al mismo tiempo el pobre chaval, y con un porcentaje de éxito bastante aceptable. Y cuando ya lo tiene todo encarrilado, sabe quién es, qué es lo que se espera de él, y más o menos controla la fuerza… le ocurre esto. ¡¡No me extraña que el pobre decidiera dejarse caer!!.

Lo cierto es que a todos nosotros nos pasa lo mismo (bueno… lo de enterarte a los 30 de quién es tu padre, solo a unos pocos). Estamos en un momento en el que a base de esfuerzo lo tenemos todo controlado, no es maravilloso, pero es suficiente para que nos sintamos seguros, cómodos y tranquilos. Esto no quita que tengamos nuestra ración diaria de estrés y de preocupaciones varias, pero más o menos todo va bien. De golpe, una llamada al despacho del jefe, al teléfono de casa, a la puerta, la llegada de una carta (o de nuestra suegra con varias maletas) cambia todo el equilibrio de poder de la fuerza. ¡Vaya! que nos vamos de cabeza al lado oscuro o nos sentimos caer desde una altura imposible.

Pero la realidad es que Luke sobrevive y triunfa porque la fuerza le ha enseñado a desarrollar  una gran habilidad, la RESILENCIA. Luke tiene la capacidad de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas. Es capaz de afrontar crisis o situaciones traumáticas, y salir fortalecido. Los fans de la trilogía (de la buena), sabéis que este chico no era así al principio, aprendió a ser así, y esto no es parte del guión, esto es tal cual: lo mejor de esta habilidad es que no es genética, cualquier persona en cualquier momento puede ponerse a ello y llegar a desarrollarla.

¿Cómo hacerlo? Os cuento cómo lo consigue Luke:

  1. Luke conoce sus debilidades, lo que le amenza, sus fortalezas y las oportunidades que tiene. El autoconocimiento es un arma muy poderosa (nuestra espada jedi), cuando estás ante un reto o una situación adversa, por eso Luke sabe trazarse metas más objetivas. No solo tiene en cuenta sus necesidades y sueños, sino también los recursos de los que dispone para conseguirlas.
  2. Luke es creativo. Cuando algo cambia, no gasta energías en intentar que la situación vuelva a ser la de antes, sino que intenta trabajar con lo que tiene para convertir su presente en “el mejor escenario posible” (vale, este señor es mi padre, pero sigue siendo el malo y el secuaz del Imperio ¿este nuevo giro, cómo ayuda a mis planes?).
  3. Confía en sus capacidades. Como se conoce a sí mismo, es consciente de lo que es capaz de conseguir por sí mismo y de lo que es capaz con ayuda. Tiene un objetivo (derrocar al Imperio) y nunca lo pierde de vista pero es consciente de que no puede hacerlo solo y se apoya en su equipo (Han Solo, Leia, chewbacca…), sabe pedirles ayuda, y consejo. Es importante tener amigos y equipos con una actitud positiva que apoyen en los momentos más complicados.
  4. Asume las dificultades como una oportunidad para aprender. Aprender de lo que ha pasado y de lo que no ha funcionado es un clásico de esta trilogía. Se comenten errores, pero se aprende de ellos y no se comenten dos veces. No caen en la desmotivación y se adaptan a la nueva situación intentando sacar siempre lo mejor de ella.
  5. La fuerza le ha enseñado a vivir aquí y ahora. Lo que ha pasado ha pasado, y no se puede cambiar. Sentir culpa o tristeza por ello más allá del periodo de duelo no sirve de nada. Estar todo el día angustiado por lo que cree que pasará tampoco soluciona nada. Acepta lo que está pasando ahora porque es lo único que es verdadero al 100% e intenta disfrutar al máximo de los buenos momentos que surgen durante las crisis (menudas fiestas se marca con los Ewok antes de alguna que otra batalla).
  6. Luke relativiza y ve la vida con objetividad. Las cosas nunca son blancas o negras, siempre hay grises que marcan la diferencia si usamos la objetividad para verlos (y a quién no me crea que recuerde como acaba la estación espacial Estrella de la Muerte, la que se suponía como impenetrable).
  7. No intenta controlarlo todo y a todos. Confía en las habilidades de los demás, delega, y sabe tolerar la incertidumbre.
  8. Sabe adaptarse a los cambios. Ser flexible en la priorización de los objetivos, en función de lo que sea más importante en ese momento, y saber ver todas las alternativas posibles es importante. Por muy bueno que sea el plan A, a veces es necesario modificarlo para conseguir llegar a la meta, y adecuarlo a las variables que han surgido. Empeñarse en seguir adelante contra viento y marea, sin cambiar nada no es bueno. El objetivo es llegar y Luke no lo pierde nunca de vista porque es perseverante, el proceso para llegar a la meta se puede modificar todo lo que sea necesario.
  9. En lo peor de la crisis, sabe reírse de la situación. Esta capacidad siempre ayuda a rebajar la intensidad del momento y a no perder el optimismo.

Seguid estos consejos y que la fuerza os acompañe. Os dejo la escena para que la disfrutéis y si os gusta el post ¡bajad un poco más y dar a compartir, please!

Las Psicóloguis

Ana Saro Moncloa

Video https://www.youtube.com/watch?v=BGVZPU3eOnA

Foto. http://staticdn.lovities.com/img/post/833700404/yo-soy-tu-padre-y-lo-sabes-26923.jpg

¿Qué te ha parecido? ¡Déjanos tu comentario!

Tu dirección de email no será publicada